La bechamel es una salsa que se puede utilizar en infinidad de platos y recetas diferentes. Se usa sobre todo como complemento en recetas de platos gratinados. Combina bien con recetas de pasta, queso, carne, verduras,… A partir de la base de la salsa bechamel se pueden elaborar otras muchos tipos de salsas como por ejemplo incorporándole queso (salsa Mornay), con cebolla sofrita, aromatizada con especias,…

Ingredientes de la salsa bechamel
- Medio litro de leche.
- 3 cucharadas de mantequilla.
- 2 cucharadas de harina.
- Nuez moscada
- Sal

Consejos y trucos para hacer la salsa
- Pon la mantequilla en un cazo a fuego suave. Cuando se funda agrega la harina, mezcla hasta que se desprenda de las pareces del cazo. – Rehoga la harina un poco (no mucho para que no se queme) y vierte la mitad de la leche (fría) poco a poco, sin dejar de remover con una varilla, hasta conseguir una mezcla homogénea.

- Vierte el resto de la leche en dos veces, sin dejar de remover. Echa sal y rallar un poco de nuez moscada al gusto y cocina la salsa a fuego suave durante 10-15minutos.

Otras recetas: